Mi nombre es María y un día me dijeron que "tengo muchos títeres en la cabeza"

Pertenezco a una generación que creció en la expansión, en el cambio, en la libertad y también crecí en las prisas, en pasar de puntillas por la vida, en la transformación veloz hacia lo digital, hasta que un día con diecinueve años y en el momento que conseguí mi primer sueño (ser deportista profesional) empecé a cuestionarme mi forma de habitar este planeta y a mí misma.

Estudié fisioterapia y me especialicé en neurología donde fui conocedora del campo de lo social, a la vez que me desarrollé profesionalmente como investigadora en el campo de la salud y a nivel personal me adentré en mi investigación propia hacia el origen, lo profundo, las entrañas.

Por ello conocí los procesos del campo, empecé a descubrir cómo olían las flores, a dibujarlas, aprendí una forma de viajar más libre y natural, fotografié la vida, y empecé a amar mis raíces y a las del planeta.

Entonces, decidí dar un cambio en el rumbo de mi vida, realizar el Máster de Inteligencia Financiera de Borja Vilaseca, (re)conectar con el arte y estudiar el grado en “Diseño y Tecnologías Creativas” en la Universitat Politècnica de Valencia (UPV).

 

Soy una amante empedernida de la combinación entre lo analógico y lo digital, de rescatar los saberes y secretos del pasado, de cocinar a fuego lento, de respirar, de innovar y de dejar a la creatividad volar para unir ideas que a priori no tienen relación entre sí.

Soy una amante de la belleza de los seres que habitamos este planeta y del potencial creativo que tenemos dentro.

Soy una amante de abrazarnos, de sentir compasión, de cuidarnos, de los afectos, de llorar y reír hasta mostrarnos así, reales, como seres humanos.

Soy una amante de amar.

 

 

 

 

Vengo a dar a conocer y poner en valor a aquellas personas que llevan a cabo sus proyectos con “alma” y que seguramente algún día tuvieron algunos títeres en la cabeza.

Mi objetivo es ofrecer la posibilidad de conocerse, de conocernos y de cooperar para que tengamos una vida más amable.